La vida siempre trae riesgos. La pregunta es ¿cómo evitarlos?

25-Aug-2020

 

María es una mujer de 25 años que en meses recientes se ha hecho dos tatuajes y ahora tiene planeado hacer otro en su brazo derecho y, tal vez, un piercing en su oreja izquierda. Para estos servicios, ella visita un estudio de tatuaje que le recomendó una de sus amigas, ubicado en el centro de la ciudad donde vive.

 

Considera que la experiencia de su amiga con ese estudio y su referencia es suficiente para solicitar servicios con tranquilidad, pero no tiene información sobre los riesgos a los que se enfrenta cada vez que se hace un tatuaje o un piercing.

 

Diego es un diseñador gráfico cuarentón que trabaja como tatuador, quien llegó a la ciudad hace cuatro años. Él es el propietario del estudio que visitará María. Aunque ejerce el oficio desde hace varios años, no conoce cuáles son las normas de bioseguridad que debe aplicar al momento de atender a una persona, qué manejo dar a las tintas y agujas que utiliza en cada sesión, entre otras.

 

María no sabe de los riesgos que implica la situación y Diego no conoce las normas de bioseguridad que debe tener en cuenta. En otras palabras, todas las rutas están abiertas para que pueda llegar cualquier tipo de infección, tal como la hepatitis C.

 

Para reducir el impacto de la hepatitis C en situaciones similares a la de María y Diego, la campaña Regálate Un M1nuto ha divulgado información sobre los riesgos que implica la práctica de tatuajes y piercings sin las normas de bioseguridad, así como orientaciones básicas para reducir las posibilidades de infección.

 

Con el propósito de facilitar esta información a las personas que se hacen piercings / tatuajes y a quienes trabajan en estudios de tatuajes, la campaña adelanta distintas acciones de capacitación y prevención.

 

En Barranquilla se previene la hepatitis C

 

En los meses de junio y julio, la Organización Acción Humanista (OAH) -en alianza con la Oficina de Salud Pública de Barranquilla y la Secretaría de Desarrollo Económico- realizó dos ediciones del taller en línea Sensibilización en prevención de hepatitis C, VIH, Covid-19 y normas de bioseguridad.

 

Las dos ediciones de la actividad se dirigieron a tatuadores, perforadores corporales, barberos y estilistas de Barranquilla y los municipios del área metropolitana como Soledad, Malambo, Galapa y Puerto Colombia.

 

En los talleres en línea, promovidos a través de las redes sociales de la campaña Regálate Un M1nuto y de OAH, participaron cerca de 50 personas en cada sesión.

 

Con estas actividades la campaña divulga información para la prevención de la hepatitis C, fortalece los conocimientos sobre el VIH y la COVID-19, al motivar a los participantes para que implementen las normas de bioseguridad en beneficio propio y de sus clientes.

 

En los talleres, Jaime Muñoz Ayala, Secretario del Comité Técnico Consultivo ITS-VIH-Sífilis del Atlántico, compartió las estadísticas sobre hepatitis C en la ciudad de Barranquilla y relató de manera general la situación que se registra en el distrito.

 

Respecto de las normas de bioseguridad que rigen para el funcionamiento de establecimientos donde se realizan tatuajes y cortes de cabello, Luis Eduardo Fuentes, docente de medicina y bioseguridad, explicó los lineamientos establecidos por el Gobierno Nacional en ese campo.  

 

Aparte de los aspectos de salud, en los talleres también se informó a las personas que participaron sobre la apertura de establecimientos. Andrés Zapata, quien trabaja con la Secretaría de Desarrollo Económico del Distrito de Barranquilla, abordó los protocolos de apertura para estudios de tatuajes, barberías y peluquerías.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Las pruebas rápidas para diagnóstico temprano de hepatitis C llegan al entorno comunitario

2-Sep-2020

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo